Omitir navegación

Unidad de compensación XC-80 y sensores

Una unidad de compensación ambiental que mejora considerablemente la precisión de medición del sistema XL-80.

La unidad de compensación XC-80 es un factor fundamental para la precisión de medición del sistema XL. Los cambios de la temperatura y la presión del aire, y la humedad relativa, pueden alterar la longitud de onda del haz láser y las lecturas de medición obtenidas.

Unidad de compensación XC-80

La unidad XC-80 dispone de “sensores inteligentes” que procesan las lecturas en el origen, la unidad de compensación mide con gran precisión la temperatura, la presión del aire y la humedad relativa. El sistema XC-80 utiliza las lecturas del sensor para modificar el valor nominal de la longitud de onda del láser y suministrar un valor real, posteriormente utilizado en los cálculos que, prácticamente, eliminan cualquier error de medición provocado por estas variaciones.

Si lo que busca es precisión, NECESITA una compensación de longitud de onda eficaz. Para más información sobre la importancia de la compensación ambiental, visite la página Explicación de la Interferometría.

Características y ventajas

Compensación uniforme: el diseño del XC-80 y los sensores garantizan unas lecturas de gran precisión en toda la gama de condiciones ambientales de utilización.
  • Actualizaciones frecuentes de sensores: pueden hacerse automáticamente, cada siete segundos, según indican los LED de estado de la unidad XC-80.
  • USB integrado: gracias a la conexión USB integrada, no es necesario un PC ni una fuente de alimentación adicionales (el puerto USB proporciona alimentación a la unidad XC-80 y a los sensores).
  • Ligero: el XC-80 pesa solamente 490 g, y con la unidad XL-80, apenas sobrepasa los 3 kg (incluidos los cables de conexión, la fuente de alimentación XL y los sensores).
  • Sensores inteligentes de temperatura del aire y de materiales: los microprocesadores internos analizan y procesan los resultados de los sensores antes de enviar los valores digitales de temperatura a la unidad de compensación XC-80. De este modo se consiguen unas mediciones más fiables, principal razón por la que el XC-80 es tan compacto, además, garantizan que los sensores puedan intercambiarse sin alterar la precisión.
  • Hasta tres sensores de temperatura de materiales: pueden conectarse a la unidad de compensación XC-80 para permitir que las mediciones lineales puedan normalizarse a una temperatura de material estándar de 20 °C.
  • Cables de sensores versátiles: los cables de los sensores tienen una longitud de 5 m y pueden desconectarse para facilitar su sustitución.

Nota: Con el sistema láser de Renishaw NO se necesita compensación ambiental para mediciones angulares o de rectitud, ya que las compensaciones se calculan comparando las diferencias entre dos haces colocados a muy corta distancia, donde los factores ambientales no causan desviaciones. Al igual que en los ejes rotatorios, las mediciones de cuadratura y planitud se basan también en estas mediciones, que tampoco requieren compensación ambiental.

Información sobre el producto