Omitir navegación

Control de procesos flexible en el taller

Fabricantes de todo el mundo controlan sus procesos en sistemas de calibre Equator™.

Menos piezas desechadas

Los costes derivados del rechazo de piezas se pueden reducir con un control del proceso adecuado. Tanto si se instala como proceso automático en línea o como método de control de procesos individual, la velocidad de los sistemas Equator permite a los clientes pasar de una inspección por muestreo, a una inspección 100% de piezas, mejorando considerablemente la capacidad de los procesos.

Con la función Process Monitor del calibre Equator, el operario obtiene visualmente los resultados de la inspección mediante tablas y gráficos en tiempo real, por lo que puede corregir los procesos antes de que se produzcan piezas rechazables.

Reduzca los cuellos de botella

Las MMC se encuentran frecuentemente en salas de temperatura controlada dentro del taller. Con restricciones de acceso y colas para medir las piezas, la inspección puede retrasarse.  Estos retrasos implican paradas en la producción, o arriesgarse a continuar sin saber si las piezas se fabrican dentro de tolerancia.

Con la versatilidad y rapidez de funcionamiento del calibre Equator, el cambio de piezas es rápido con tiempos de ciclo más cortos. La insensibilidad térmica y la facilidad de uso del sistema Equator permiten al operario ahorrar tiempo al inspeccionar las piezas directamente en el taller.

Bajo coste de mantenimiento

La adquisición de un calibre Equator proporciona una rápida amortización de la inversión. La sustitución de la medición manual por un sistema Equator puede aumentar considerablemente la producción y reducir los costes laborales. Los sistemas Equator suponen una fracción del coste de una solución de útiles a medida equivalente, incluidos los utillajes necesarios.

Puesto que los sistemas Equator son reprogramables, no es necesario invertir en costosas repeticiones de trabajos o calibres a medida para inspeccionar piezas modificadas o nuevas.

Fácil automatización

Con la creciente demanda de fabricación totalmente automática mediante la creación de 'empresas inteligentes', muchas aplicaciones de calibre Equator se han integrado en células automáticas.

El kit EZ-IO puede entregarse con el sistema Equator y se ha diseñado para integradores de automatización, para obtener unas comunicaciones de fácil configuración entre el sistema Equator y las máquinas de las células de trabajo automáticas. Normalmente, la carga de piezas en los sistemas de calibre Equator se realiza mediante un robot o un sistema de transporte.

Térmicamente 'insensible'

La capacidad de los sistemas Equator para medir piezas con rapidez y precisión en el taller, en vez de en un entorno de temperatura controlada, es una de las principales ventajas para muchas aplicaciones.

La innovadora tecnología del calibre Equator se basa en la comparación tradicional de piezas de producción con un patrón de referencia. La remasterización emplea el mismo tiempo que la medición de una pieza de producción y compensa inmediatamente las variaciones térmicas.

Reprogramable

En un entorno de diseño y fabricación, se realizan frecuentes mejoras en las piezas. El calibre Equator ha demostrado ser la solución perfecta como calibre individual, con capacidad para inspeccionar las series de piezas actuales y los posibles cambios de diseño.

Mediante el software MODUS de Renishaw integrado en todos los sistemas Equator, es muy fácil modificar los programas de inspección para incluir cambios o funciones.

Versátil

En aplicaciones que producen tiradas de piezas distintas cada pocas semanas, la capacidad del sistema Equator para cambiar rápidamente de una pieza a otra ha demostrado ser imprescindible.

Mediante el software Organiser™ de Equator, el operario puede seleccionar fácilmente los distintos programas automáticos por imágenes, nombres de pieza o códigos de barras. Los útiles de fijación pueden cambiarse rápidamente gracias a las placas de fijación repetibles.