Omitir navegación

Política antisoborno de Renishaw

Nuestro programa antisoborno se ha diseñado para garantizar que todos los empleados y aquellas personas con las que hacemos negocio cumplan este enfoque. Esta Política también aborda el riesgo de violar la legislación antisoborno y anticorrupción en vigor en cualquier lugar del mundo.

Renishaw tiene un enfoque de tolerancia cero ante el soborno y la corrupción que se aplica sin excepciones. Además de ilegal, el soborno es contrario a la ética y puede causar serios daños a la sociedad.

El Comité Ejecutivo de Renishaw ha aprobado nuestra Política antisoborno y anticorrupción, que supervisan y respaldan un responsable del grupo en nuestra sede central del Reino Unido y los responsables locales de los países en los que operamos.

Esta Política se aplica a todo aquel que trabaja en Renishaw incluido el personal temporal, contratistas, estudiantes en prácticas, intermediarios y terceros que actúan en representación de cualquier empresa del Grupo Renishaw (de acuerdo con el Manual de control del Grupo Renishaw). Esta política se aplica a todos los negocios y transacciones en todos los países en los que opera el grupo Renishaw.

Gobernanza y evaluación de riesgos

Evaluación de riesgos y diligencia debida

Nuestro equipo jurídico ha colaborado con los responsables del Grupo en el Reino Unido y en otros países en los que operamos para identificar las áreas de mayor riesgo, y está trabajando con la dirección en la elaboración de un programa de conformidad que permita mitigar los riesgos. Cada región debe llevar a cabo una evaluación de riesgos preliminar para identificar y asignar las políticas antisoborno adecuadas a sus entornos operativos.

Renishaw garantiza que nuestros procesos de diligencia debida para proveedores y clientes se centren en las tres áreas de alto riesgo:

  1. Dónde hacemos negocio
  2. Cómo hacemos negocios
  3. Con quién hacemos negocios

Formación y comunicación con los empleados

La Política antisoborno y anticorrupción se ha notificado a todos los empleados (incluidos los nuevos empleados como parte del proceso de iniciación) y hemos creado una página de intranet especializada con información importante. Todos los empleados recibirán formación antisoborno y anticorrupción por Internet. Los empleados tienen la obligación de notificar cualquier sospecha de incumplimiento de la política al asesor jurídico del grupo Renishaw o a través de Speak Up, el servicio de denuncia anónima de prácticas corruptas de Renishaw.

Supervisión y revisión

Supervisamos y revisamos con regularidad el cumplimiento de las exigencias antisoborno a través de nuestros procesos de control interno. Proporcionamos informes frecuentes al Comité de auditoría y a la Junta directiva y corregimos cualquier riesgo nuevo o incipiente.

La política se puede encontrar en el documento que aparece a continuación.

Documentos relacionados