Omitir navegación

Patrimonio

Breve historia

En Renishaw hemos experimentado casi 50 años de cambios en ingeniería. Nuestra empresa se creó en 1973 por David McMurtry, (ahora Sir David McMurtry), director ejecutivo, y John Deer, vicepresidente. El primer producto de Renishaw, la sonda de disparo por contacto, fue creada por Sir David para solucionar un requisito concreto de inspección para las turbinas Olympus utilizadas en el Concorde. Este innovador producto provocó una revolución en la medición de coordenadas en tres dimensiones, permitiendo medir con precisión los componentes mecanizados y los ensamblajes finalizados.

A lo largo de nuestra historia venimos realizando unos esfuerzos considerables en investigación y desarrollo, con una inversión en este campo y en ingeniería cercana al 13% a 18% de las ventas anuales. Esto nos ha permitido diseñar, desarrollar y proporcionar soluciones y sistemas de precisión, control y fiabilidad incomparables.

En 2017, William Lee, fue designado director ejecutivo de Renishaw, que continúa al frente de la empresa para continuar como líderes en tecnología de precisión. Desde su fundación, con la primera sonda de disparo por contacto, la empresa se ha diversificado en divisiones de sensores para Máquinas-Herramienta CNC, utilizadas para operaciones de reglaje automático de máquinas y medición de piezas durante el proceso, encóderes de posición para un control de moción preciso, interferometría láser para la evaluación del rendimiento de las máquinas, sistemas para la producción de coronas y puentes dentales, microscopios Raman para análisis del espectro de materiales, tecnología de calibres, fabricación aditiva metálica (impresión 3D), sistemas de fijación metrológica, palpadores de sonda y dispositivos médicos para aplicaciones neuroquirúrgicas.

Estamos, además, muy presentes a nivel internacional, con más de 81 ubicaciones en 36 países, con aproximadamente un 94% de nuestras ventas generadas fuera del Reino Unido. La mayor parte de I+D y fabricación de la empresa se realiza en el Reino Unido, principalmente en el Condado de Gloucestershire. También contamos con plantas de fabricación en Francia, Alemania, India, Irlanda y EE. UU.