Omitir navegación

Calibración de los palpadores

Antes de iniciar las mediciones, es fundamental calibrar la sonda con precisión para todos los procedimientos de medición.

Calibrado de palpadores

Para obtener unos buenos resultados, es necesario establecer las dimensiones útiles de los componentes de la sonda. Los valores se almacenan en el procesador de datos de la máquina.

Si se trata de MMC, puede ser necesario calibrar varios palpadores o sensores, a menudo en varias orientaciones del cabezal. Normalmente, el calibrado de las sondas de inspección de Máquinas-Herramienta es más sencillo.

Cómo funciona

La posición de cada bola de palpador y su diámetro se establece mediante un programa de calibrado de sonda especial (consulte el manual de usuario del fabricante de la máquina).

Se realiza un punto de contacto con todos los palpadores que se van a utilizar, uno tras otro. La referencia utilizada es generalmente una bola fabricada con diámetro conocido de altísima precisión (referida como esfera de calibración). Las medidas exactas de la bola que se va a calibrar se registran en el software de medición.

Si los palpadores se van a utilizar para medir puntos separados, el palpador se calibra mediante 5 o 6 puntos de referencia tomados en los puntos altos de la bola de referencia. Para los sistemas de exploración se obtiene un número de puntos mucho mayor. En el manual de usuario del fabricante de la máquina se explican con más detalle las estrategias de inspección del calibrado del palpador. Si utiliza más de una MMC, asegúrese de utilizar las esferas de calibración cuyos valores hayan sido registrados en el software.

Resultado

El procedimiento de calibración de la sonda establece los diámetros útiles de la bola del palpador durante la medición y sus posiciones relativas entre sí y entre el sistema de coordenadas de máquina.

Para determinar los diámetros desconocidos de las bolas del palpador, se utiliza un programa de análisis especial y una bola de diámetro conocido.

Las coordenadas del centro de la primera bola de palpador calibrada se almacenan en el procesador de datos de la MMC como coordenadas de referencia. Para establecer las restantes posiciones de la punta, se generan las diferencias con la primera y, después, se almacenan también como coordenadas de centro de bola.

Después de calibrar las distintas bolas de una configuración de palpadores, el software de la MMC compensa sus puntos centrales, de forma que las mediciones de todos los palpadores se muestren como si se hubieran tomado de un único palpador.

De este modo siempre obtiene el mismo resultado, independientemente del palpador utilizado para inspeccionar un punto.

Calibración de componentes de otras formas

Además de las bolas de referencia, la calibración del palpador puede realizarse mediante otras referencias, como galgas de profundidad, anillos patrón y galgas de aguja. Otros ejemplos habituales son los palpadores cilíndricos y de disco. El principio básico es el mismo. En el manual de usuario del fabricante de la máquina se explican con más detalle las rutinas para este tipo de calibrado.