Omitir navegación

¿Por qué utilizar un encóder láser?

Renishaw es consciente de que la especificación y la selección de un sistema láser es un proceso muy complejo. En las páginas siguientes, se explica el funcionamiento de los sistemas, por qué debería utilizarlos y las ventajas que proporcionan.

Antecedentes

Renishaw lleva proporcionando soluciones de captación de posición láser al sector desde 1994, cuando introdujo el sistema de encóder de largo alcance HS10 (con alcance hasta 60 metros). Estos sistemas se utilizan ampliamente en grandes máquinas del sector aeroespacial, marítimo y otras aplicaciones especializadas. El modelo HS10 se sustituyó por el láser de largo alcance HS20 en 2012. Aunque es compatible con modelos anteriores, el sistema HS20 dispone de un sistema óptico y electrónico de nuevo diseño, lo que proporciona un rendimiento más sólido y completo.

La gama de encóderes láser RLE se introdujo en 2001 para facilitar la toma de datos de corto alcance (hasta 4 m). El sistema RLE utiliza un origen láser 'remoto' exclusivo y patentado, con cabezal de fibra óptica vinculado, que proporciona una metrología mejorada, un espacio de colocación reducido, y una instalación y configuración más sencillas. El sistema está disponible en varias configuraciones para dar servicio a distintas distribuciones y aplicaciones.

El sistema RLE se ha establecido entre los distintos fabricantes internacionales de maquinaria para procesos de semiconductores, además de una extensa gama de aplicaciones de corto alcance. Sus características y funciones proporcionan unas ventajas que antes no eran posibles en interferometría.

Los sistemas RLE y HS20 cuentan con una amplia gama de accesorios, como sistemas de compensación ambiental, ópticas e interfaces de señal para adaptarse a una serie de aplicaciones de medición.