Omitir navegación

Sistemas de fabricación aditiva de metales (impresión 3D)

Los sistemas de fabricación aditiva de Renishaw utilizan la fusión de capas de polvo metálico para fabricar componentes complejos directamente desde los archivos digitales CAD.

Ventajas de la fabricación aditiva (FA)

  • Menos pesos de los componentes: solo se emplea el material necesario donde hace falta, por lo que se optimiza la geometría de las piezas
  • Repeticiones de diseño rápidas
  • Piezas por encargo y a medida
  • Consolidación de varias piezas
  • Rebaja el coste de los utillajes
  • Fabricación de piezas complejas, como paredes delgadas, entramados y características internas
  • Más libertad de diseño: la fabricación aditiva no tiene las limitaciones de diseño tradicionales

Atmósfera de gas inerte

Atmósfera inerte líder de su clase y consumo mínimo de gas

La generación e atmósfera inerte, líder de su clase, patentada de Renishaw, crea en primer lugar el vacío y, a continuación, procede con la carga de gas argón de alta pureza. Este método asegura un entorno de trabajo de alta calidad, con un consumo mínimo de argón para generar la atmósfera. Es idóneo para todos los metales cualificados, incluido el titanio y el aluminio.

El consumo de gas se reduce mediante el uso de una cámara totalmente sellada y soldada, que también aumenta la solidez.

Parámetros de materiales abiertos

El carácter distintivo de parámetros de código abierto proporciona a los clientes de Renishaw la libertad para optimizar la configuración de la máquina y adaptar el material procesado a la geometría específica.

Tratamiento seguro del polvo

Todos los sistemas de FA de Renishaw disponen de las ventajas del sistema patentado de filtro y manejo de polvo desde la caja de guantes SafeChange™, que reduce al mínimo la exposición del operario a los materiales y las emisiones del proceso. Nuestro sistema de fabricación industrial, el modelo RenAM 500M, aprovecha todavía más el tratamiento automático de tamizado y recirculación del polvo.