Omitir navegación

Investigación y desarrollo

Renishaw tiene un alto compromiso con la investigación y la innovación.

Un compromiso a largo plazo: la investigación y el desarrollo han sido siempre la base de nuestro negocio. Con una inversión aproximada entre el 14 y el 18% de las ventas en investigación y desarrollo, nos permite mantener el liderazgo en nuestras diversas tecnologías.

Investigación y desarrollo: un compromiso a largo plazo

En Renishaw, la investigación y el desarrollo han sido siempre la base de nuestro negocio, con una aproximada entre el 14 y el 18% de las ventas en investigación y desarrollo, lo que nos permite mantener el liderazgo en nuestras variadas tecnologías. Sir David McMurtry, presidente y director ejecutivo, explica "La innovación es el núcleo de todo lo que producimos como empresa, desde los productos que fabricamos, y los procesos que utilizamos para su desarrollo y fabricación, hasta la forma en que prestamos el servicio a nuestros clientes.”

Aplicamos los principales puntos fuertes a los nuevos sectores

Microscopio Raman inVia confocal

La tecnología de Espectroscopía Raman, extensamente aplicada en sectores tan diversos como el farmacéutico, forense, e industrias de semiconductores y químicas, está ayudando a apuntalar la diversificación de Renishaw en el sector de la salud, donde estamos desarrollando tecnologías de detección del nivel de seguimiento, basadas en la explotación de la dispersión de luz Raman de resonancia de superficie aumentada (SERRS), para aplicaciones de investigación. No obstante, esto sólo ha sido posible mediante la correcta combinación de dos tecnologías distintas surgidas de los proyectos de investigación en la Universidad de Strathclyde (SERRS) y en la Universidad de Southampton (sustrato Klarite).

Medición avanzada de coordenadas

Medición de engranajes REVO

Otro de nuestros éxitos comerciales actuales es el cabezal de medición de cinco ejes REVO® para máquinas de medición de coordenadas (MMC), galardonado con cuatro premios internacionales a la innovación.

Tras más de diez años de desarrollo, un componente de gran importancia son los encóderes ópticos, donde Renishaw aprovechó extraordinariamente la capacidad de la Universidad de Heriot-Watt para microfabricar las ópticas.

No obstante, explica McFarland, “Al igual que la Espectroscopía Raman, el producto REVO es otro ejemplo de cómo a menudo se considera erróneamente la planificación de los proyectos de investigación como concepto inicial de la comercialización –para un negocio lo más importante es el éxito en la comercialización, que puede tardar otros cinco años tras su lanzamiento al mercado, especialmente si se trata de un producto realmente innovador. 

Una perspectiva a largo plazo

Renishaw acostumbra a aplicar una perspectiva a largo plazo a los proyectos que precisan investigación e ingeniería, no obstante, según afirma el director de ingeniería del grupo, Geoff McFarland, “Se requiere una elevada confianza en la viabilidad comercial de la tecnología final y gran capacidad para mantener la calma, ya que, generalmente, se subestima el tiempo que transcurre desde que se crea la tecnología hasta su lanzamiento comercial.”

Un buen ejemplo de esta situación es nuestra tecnología de Espectroscopía Raman, utilizada para identificar la composición y la estructura de los materiales, desarrollada originalmente en colaboración con la Universidad de Leeds en 1980.

Hemos dedicado mucho tiempo y grandes esfuerzos para llevar esta tecnología desde su instalación en el laboratorio a un producto que pudiera fabricarse en serie con éxito y, después, a un éxito comercial real.

Sin embargo, ahora nuestro convencimiento ha sido recompensado, y cuando la recesión afectó al sector industrial a nivel mundial en 2009, nuestra línea de productos fue la única que continuó creciendo.

El papel de las universidades

Renishaw mantiene una estrecha colaboración con las universidades, como parte de sus programas de investigación y desarrollo. En nuestra principal línea de productos de metrología, tenemos una considerable experiencia en ingeniería mecatrónica, sobre la que preferimos llevar a cabo nuestra propia investigación, después, consultamos a otras organizaciones para obtener asistencia con un enfoque distinto a esta especialidad.

Por consiguiente, a modo de ejemplo, en los últimos años hemos trabajado con la Universidad de Bath en ciencia de materiales y con la Universidad de Brunel en recubrimientos.

Geoff McFarland añade, “En la actualidad trabajamos varias universidades del Reino Unido, con las que hemos establecido relaciones tras muchos años. Nos centramos en el Reino Unido porque, a nuestro entender, el contacto personal es fundamental para mantener los objetivos y llevar la investigación hasta su objetivo final de beneficio comercial.”