Omitir navegación

Colada por vacío de plásticos

Producción de piezas de alta calidad en una gama resinas, nylon relleno de vidrio o modelos de cera para fundición a la cera perdida.

Tecnología de gran versatilidad

Mediante los sistemas de colada por vacío de Renishaw, los ingenieros y diseñadores pueden crear piezas de alta calidad que reproduzcan con exactitud las prestaciones de rendimiento de piezas moldeadas por inyección, sin los largos tiempos de preparación y cargas de proceso relacionados.

La colada por vacío es una tecnología muy versátil, capaz de producir piezas en una serie de resinas de poliuretano (PU) y colada de nylon para replicar y reemplazar los polímeros industriales por prototipos y producción de tiradas cortas.

Entre sus aplicaciones más habituales se encuentran productos de consumo, luminarias y componentes de motores de automoción, decoración e interiores, bienes de línea blanca, alojamientos y compartimentos, y productos sanitarios y científicos para una amplia gama de industrias y sectores.

Mediante la tecnología de colada por vacío de Renishaw, también es posible producir los modelos de cera de alta calidad utilizados en el sector de fundición a la cera perdida.

Proceso de colada por vacío

En primer lugar, se crea el molde. Los moldes típicos de poliuretano y colada por vacío de nylon se fabrican en una RTV (sala a temperatura de vulcanizado) con un molde maestro de goma de silicona.

Generalmente, el modelo maestro se produce mediante impresión 3D a partir de un modelo digital CAD (diseño asistido por ordenador), no obstante, si se necesita una copia directa del objeto, este puede utilizarse para fabricar el molde de goma de silicona. 

Los moldes pueden fabricar hasta 50 piezas sin cambiar de herramienta, por lo que la colada por vacío es perfecta para tiradas de producción cortas.